CASAS CON RAÍCES

“Estas casas pesadas y a la vez ligeras, elevadas y colgadas y atravesadas por ramas, con ecos poéticos de la cabaña primitiva de Laugier, me sugieren una estabilidad y una protección que aparecen en los bastiones de las abadías medievales, en el  aislamiento intrincado de los monasterios zen, en el secreto enterrado de las pirámides mayas, en las cuevas de los eremitas, en las columnas de los santos estilitas, en aquel bosque  bienhechor y amparo  de los demiurgos. Espacios miniaturizados y metafóricos los de Carmen Baena, que crean una nueva tensión , la de lo lleno y lo hueco. Hablan de una soledad y un retiro voluntario que enpuja a la contemplación y a encontrarse a sí mismo en el vacío.”

Isabel Tejeda